fútbol

El derbi de Manchester se tiñe de color ‘Sky Blue’

El derbi de Manchester se tiñe de color ‘Sky Blue’

Once puntos de ventaja y catorce victorias seguidasEl Manchester City salió aún más líder de su visita a Old Trafford (1-2), donde esperaba Mourinho, en la segunda posición, con el objetivo de darle más vida a la Premier League. Pero no pudo ser: 40 partidos después, el Manchester United volvió a perder en el Teatro de los Sueños ante el rival que lo batió por última vez, un conjunto ‘citizen’ que se adelantó bajo la nieve en dos ocasiones y que aguantó la embestida final con una memorable doble parada de Ederson en el minuto 84.

La dinámica fue constante durante todo el primer tiempo: balón para el Manchester City y ocasiones claras para nadie. Mourinho replegó a los suyos hasta el centro del campo y las pocas veces que pasaban de la medular no servían para llegar al área de Ederson, solvente en cada acción con el balón en los pies. Mientras tanto, el conjunto visitante movía la pelota buscando el espacio, labor principal de Silva y De Bruyne, con Sané y Gabriel Jesus abiertos a las bandas. Ahí estuvo una de las particularidades de la alineación de Guardiola: el brasileño jugó en un costado y Sterling fue el delantero, intentando recibir entre líneas a las espaldas de Matic y Ander.

En cuanto De Gea sacó la primera mano, a disparo de Sané, Manchester City vio más de cerca el gol. Y del córner resultante llegó el premio: Silva recogió un balón muerto en el área pequeña y abrió el marcador, aunque también despertó a los diablos rojos, que completaron cinco minutos a plena intensidad, ahogando a los de Guardiola, y provocando el error de Delph que derivó en el empate. El inglés no acertó a despejar y el regalo lo aprovechó Rashford para definir sin complicaciones antes del descanso.

El paso por vestuarios trajo cambios obligados en ambos equipos. Lindelöf entró por Rojo, con una brecha en la cabeza, y Gündogan suplió a Kompany, mandando a Fernandinho al eje de la zaga junto a Otamendi.

El Manchester City volvió a adelantarse en el marcador, esta vez con fortuna, tras un rebote en el área que enganchó Otamendi con la derecha para batir a De Gea en su quinto gol de la temporada. Era, solamente, el tercer tanto que recibía el meta español en Old Trafford en toda la Premier League, dos de ellos ante los ‘citizens’.

Guardiola realizó un nuevo movimiento táctico con el resultado a favor: quitó a Gabriel Jesus y puso a Silva de falso nueve, excelente toda la tarde, para devolver a Fernandinho al centro del campo metiendo a Mangala en defensa.

La respuesta de Mourinho para el último cuarto de hora fue encender a Old Trafford en medio de la nevada: Zlatan Ibrahimovic, que sólo con salir a calentar ya provocó la ovación de sus aficionados. En otras palabras, el Manchester United terminó con el sueco, Lukaku, Mata, Rashford y Martial sobre el campo, además de dos laterales ofensivos como Valencia y Young, tratando de buscar el empate final que casi llega tras un remate a bocajarro de Lukaku, y después de Mata, ante los que reaccionó Ederson con estilo.

El resultado no se movió y el Manchester City todavía es más líder de la Premier League. Y ni siquiera ha llegado la mitad de la temporada.