Entretenimiento

El Black Friday y lo que se puede hacer para no caer en las malas ofertas

El Black Friday y lo que se puede hacer para no caer en las malas ofertas

Un reportaje de la BBC detalla que cada viernes 24 de noviembre el llamado Black Friday se luce como una jornada en la que los consumidores estadounidenses -buscando regalos y persiguiendo ofertas- gastarán una parte de los $967 per cápita que se estima en promedio invertirán en compras desde ahora hasta fin de año.

Esta fecha es la más esperada por tiendas y consumidores. Por ejemplo, en los Estados Unidos, los negocios ofrecen grandes descuentos e inauguran la temporada navideña la más lucrativa del año para gran parte de los negocios minoristas del país.

La práctica del Black Friday (y de su versión digital, el Cyber Monday que ocurre el próximo lunes) se ha extendido a otros países como Reino Unido y España, en Europa, así como a numerosas naciones de América Latina, incluyendo Ecuador, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú, Paraguay, Uruguay o El Salvador.

Durante este día de compras, las tiendas en Estados Unidos suelen trabajar en horario extendido, abriendo sus puertas en muchos casos a la medianoche anterior para atender a los numerosos clientes que en ocasiones hacen largas colas ante sus puertas con varias horas de anticipación para conseguir los mejores descuentos.

Organizaciones de consumidores como Which ofrece algunos consejos para las compras durante el Black Friday. para que las personas sepan qué hacer y así no caer en las malas ofertas.

En primer lugar recomiendan fijarse en el precio y no en el “ahorro”. Vale la pena preguntarse si el producto que vamos a comprar realmente vale lo que cuesta. Así se evita el riesgo de caer en la trampa del precio original inflado artificialmente.

Investigar con anticipación acerca de los productos que queremos. Determinar quién los vende y hacerles seguimiento a las distintas tiendas que lo ofrecen.

Averiguar los precios en Internet antes de ir a las tiendas. Verificar si se puede comprar en Internet y luego ir a recoger los productos en persona otro día para evitar las colas.