Entretenimiento

House of Cards, cancelada tras el escándalo de Kevin Spacey

House of Cards, cancelada tras el escándalo de Kevin Spacey

La vida de Frank Underwood tiene fecha de caducidad. Netflix anunció esta misma noche que House of Cards tiene los días contados. La sexta temporada será la última de una serie que se ha visto arrastrada directamente por el tifón que ha desencadenado la acusación de acoso sexual vertida sobre Kevin Spacey.
House of Cards tendrá sus últimos 13 episodios en 2018, ya que Netflix se encuentra trabajando en la sexta temporada de la serie. La plataforma de contenido audiovisual vía streaming anunció que su decisión de poner fin a la serie no tiene nada que ver con las acusaciones que Anthony Trapp decidió hacer públicas ayer mismo y que la decisión estaba tomada desde hacía tiempo.

La serie creada por Beau Willimon y producida por David Fincher y el propio Spacey supuso un antes y un después en Netflix, convirtiéndose en su primera serie propia y cambiando el paradigma establecido al lanzar cada temporada de una misma tacada. Con una inversión espectacular y un reparto de lujo, la historia del político sin escrúpulos y su asalto a la Casa Blanca se hizo en aplausos de crítica y público, algo que fue perdiendo en las últimas temporadas. En junio del año que viene dirá adiós manchada por el escándalo.

¿Utilizó Spacey su condición sexual?

Trapp aseguró que hace 30 años, cuanto contaba con 14 años, sufrió acoso sexual por parte de Spacey mientras ambos se encontraban en una fiesta en Nueva York. El intérprete de American Beauty salió al paso de las declaraciones pidiendo perdón, afirmando que no recordaba los hechos y declarando “vivir como un hombre gay”tras asegurar que había “amado y tenido encuentros románticos con hombres” a lo largo de su vida.

Diversas figuras de Hollywood se han posicionado contra la actitud de Spacey. “Ha inventado algo nuevo. Un mal momento para salir del armario”, afirmó el actor Billy Eichner. Las críticas apuntan a que Spacey escogió las acusaciones de acoso sexual para declarar su homosexualidad, algo que muchos consideran que ha servido para desviar la atención. “Se le llama cambiar de tema. Las acusaciones de Rapp hablan de pedofilia”, apuntó crítico el ensayista y productor Frank Rich.