Entretenimiento

Cada vez tenemos menos sexo, incluso con pareja… ¿Por qué?

Cada vez tenemos menos sexo, incluso con pareja… ¿Por qué?

Si tuvieras que medir la importancia del sexo en tu vida del 1 al 10, ¿cuánto le pondrías? Negar que, por lo menos, sea un 50% es mentirse a uno mismo, pero la realidad es que no estamos todo el día ahí, disfrutándolo, o por lo menos no tanto como nos gustaría. Y esto lo ha reflejado un estudio de la Encuesta Nacional de Actitudes Sexuales y Estilos de vida en Reino Unido, que prácticamente podemos extrapolar a nuestro país.

Según este estudio, realizado en 2013, los británicos practicaban sexo cinco veces a la semana, que no está mal (entendemos que el lunes y el martes son días complicados para cualquiera). Pero en el año 2000, esta misma encuesta reflejó que lo hacían 6,3 veces de media. Otras investigaciones realizadas en otros países han arrojado los mismos datos:cada vez follamos menos. ¿Por qué es esto? ¿Qué está ocurriendo?

Hay que tener en cuenta que, por un lado, estamos en una época que nos facilita cada vez más las relaciones sociales y conocer gente. No solo por las aplicaciones, sino que muchos tabús que hace unos años eran un escándalo, ahora son tema de debate en casi cualquier lugar.

¿Por qué no queremos tener sexo?

No hay una respuesta que nos haga conocer cuáles son los impedimentos, pero los expertos tienen varias teorías que, una vez las conoces, tiene hasta lógica.

Demasiada pornografía: el porno está a la orden del día y medio internet o más está repleto de este contenido. El exceso de ver tetas o penes erectos nos hacen perder las ganas.

La tecnología no ayuda: antes, cuando ibas a la cama, tenías tres opciones. O bien, leer un libro hasta dormir, o dormir, o follar. Ahora, una cuarta opción se ha unido al abanico, y no es otra que mirar el móvil sin hacer nada.

Nos hacemos mayores: muchas de las personas que contestaron a las encuestas son ahora padres y su cabeza está en el trabajo. Sin embargo, las nuevas generaciones que deberían “renovar” los días de sexo a la semana lo tienen más complicado, y es que vivir con tus padres a los 30 años no cuadra ni con tres días de sexo a la semana, solo si hay puente.