fútbol

Zidane, seguro de poder ganar otra Champions con la plantilla actual

Zidane, seguro de poder ganar otra Champions con la plantilla actual

Zinedine Zidane es un hombre feliz. Se le nota. El éxito le sonríe y lo hace gracias a su método de trabajo y a una excelente plantilla que la dirección deportiva y el propio club blanco han ido dando forma, la misma que el francés quiere que se quede como está, que la toquen lo menos posible y si es posible nada en absoluto. Zizou no quiere más, pero tampoco quiere menos, dejando al margen la posible salida de algún joven en busca de minutos como Borja Mayoral o Achraf.

Nada más terminar la final de la pasada Champions, con Sergio Ramos levantando la orejona al cielo de Cardiff, él técnico prometió a Florentino Pérez repetir si se quedaban todos los que estaban. En ese momento Pepe ya no contaba y el divorcio con James era evidente. Zidane incluía a Morata en esa relación de jugadores capaces de repetir.Todo ha cambiado desde ese 4 de junio, pero el entrenador ha vuelto a repetir la frase tras ver la reacción de sus jugadores en el mes de trabajo que llevan desde que rompieron a correr en UCLA. El francés cree que una vez superadas las crisis de Cristiano Ronaldo y de Gareth Bale (ambos rondaron la opción de marcharse), la actual plantilla está más que capacitada para repetir éxitos muy recientes y ampliar esa lista de 6 títulos que ha conquistado desde que llegó al banquillo blanco.

Zidane sigue pensando que el orden y la jerarquía dentro del grupo debe estar por encima de todo. Quería a Mbappé y le gusta la verticalidad de Dembele o la habilidad de Dybala, pero si se queda con lo que tiene, se sentirá satisfecho. Sabe que se han marchado 30 goles con Morata y James, pero cree que hay jugadores capacitados para asumir esas cifras goleadoras, a lo que hay que sumar la aportación de los recién llegados.

El Real Madrid da por perdido a Mbappé. Zidane era partidario de esperar a que el francés tuviese su sitio dentro de la plantilla de una manera natural, sin hacer ruido. Eso pasaba por su continuidad una temporada más en el Mónaco, circunstancia que ya parece imposible.Pese a todo, Zidane no oculta la felicidad que le produce estar en el club de su vida y disfrutar de la mejor plantilla posible. Su próximo objetivo, además de derrotar al Barcelona claro está, es lograr Bale y Ronaldo tenga la cabeza en orden y absolutamente blanca madridista. Algo que está en camino. Afirma tener el método para lograr un nuevo imposible, como hizo con aquello de cambiar hasta nueve jugadores de un partido a otro.