economía

Diputados: las cooperativas privadas son un riesgo para la empresa estatal cubana

Diputados: las cooperativas privadas son un riesgo para la empresa estatal cubana

Los diputados cubanos que inspeccionaron las cooperativas (CNA) en decenas de territorios de Cuba aseguraron en el parlamento que estas “aumentan su aporte a sectores de alta importancia económica y social; contribuyen el mejoramiento de la calidad de vida de sus socios y logran satisfacer las demandas de clientes, sobre todo en la rama de las construcciones”.

Sin embargo, advierten los diputados, “podrían debilitar el capital humano de empresas estatales, pues crece el éxodo de personal calificado hacia las Cooperativas”. Este mensaje del legislativo jugará en contra de las CNA, su gran pecado consiste en ser un puesto de trabajo atractivo y satisfacer las demandas de los clientes.

Pero no es el único pecado “un grupo no despreciable de CNA ejerce sus funciones y hacen contratos fuera del territorio donde radican, lo cual limita el control y fiscalización de los organismos competentes de la administración pública”.

Es decir que los cooperativistas salen a resolver problemas económicos y sociales fuera de su municipio y eso le genera problemas de control a la burocracia que tienen que dejar sus oficinas climatizadas para poder fiscalizarlos. Dura vida la del burócrata cubano.

Con esas advertencias de los legisladores, la legalización de cooperativas avanzará a paso de tortuga amarrada, sospecho que le pondrán todas las zancadillas posibles para tratar de que la empresa estatal la alcance, aunque sea de forma artificial y a costa de una menor productividad y eficiencia.

Tomado de Cartas desde Cuba