cubanos

Investigador cubano publicará libro sobre sexo, música y deportes

Investigador cubano publicará libro sobre sexo, música y deportes

Un acercamiento a temas poco debatidos en la sociedad cubana propone el investigador cubano Julio César González Pagés, autor del libro Sexo, música y deportes: ¿temas de hombres?, una de la próximas publicaciones de la Editorial de la Mujer.

Sobre los tópicos abordados en el volumen, las particularidades del proceso de investigación y su relación con obras anteriores, el historiador y antropólogo comentó en el espacio Páginas inéditas, que tuvo lugar el pasado 11 de mayo, en la librería Fayad Jamís, ubicada en el Casco Histórico habanero.

“Existen muchos mitos sobre cómo son los hombres cubanos, de qué hablan, qué les preocupa, entre otras cuestiones a las que se acerca el libro”, afirmó González Pagés durante su diálogo con el periodista y crítico literario Fernando Rodríguez Sosa, conductor de la tertulia.

“El título hace referencia directa al contenido, porque el sexo, la música y el deporte son los tres temas que engloban muchas de las discusiones o debates en los círculos compuestos por hombres”, acotó.

Además, explicó que el texto incluirá reflexiones sobre el sexismo en la música y el video clip cubano, los exhibicionistas públicos y la violencia en espacios urbanos y las agresiones en el ámbito del deporte.

Sobre el proceso de investigación, comentó que “las giras nacionales compartidas con (la intérprete) Rochy Ameneiro, el (músico) David Blanco y otros grupos de artistas facilitaron el acceso a miles de jóvenes en 18 ciudades del país”.

Señaló que “esas experiencias permitieron realizar encuestas, entrevistas, tener contacto directo con las universidades y las investigaciones más actuales sobre masculinidades y otros temas”.

González Pagés precisó que Sexo, música y deportes… “sintetiza el trabajo realizado hasta 2015 y ha sido pensado como un texto de divulgación científica y no tanto para su uso en la academia”.

Acerca de la relación de la obra con anteriores volúmenes, específicamente con Macho, varón, masculino. Estudios de Masculinidades en Cuba (Editorial de la Mujer, 2010), aseguró que no lo concibió “como una segunda parte, pero puede verse como su continuidad”.

Para él, el nuevo libro “contextualiza en Cuba los conceptos y cuestiones más generales abordados en la primera década del siglo XXI”.

“Si bien Macho, varón, masculino… ubica a las personas en temas más universales como la salud sexual y reproductiva, paternidad, feminismo, violencia de género, migración, este tiene un compromiso mayor con las vivencias actuales de los hombres cubanos”, aseguró el catedrático.

Al referirse a la importancia de las investigaciones sobre los varones y sus masculinidades, González Pagés aseguró que, “en términos de intimidad, los hombres somos los grandes perdedores, al no desarrollar las capacidades para hablar abiertamente sobre nuestros problemas e inquietudes”.

A su juicio, ellos “deben aprender mucho de la forma en que las mujeres socializan, reconocen su cuerpo y dialogan acerca de sus alegrías y miedos, toda una supuesta vulnerabilidad que termina por fortalecerlas mucho”.

“Los hombres no somos titanes, spiderman o superman, somos mortales comunes que muchas veces no sabemos lidiar con las cuestiones de la vida cotidiana”, dijo.

El fundador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades manifestó su deseo de que la investigación más reciente “dialogue más con los hombres, con el público en general y con problemas contemporáneos, para generar polémicas, debates, críticas y nuevas reflexiones”.

También apuntó que el libro “incluirá fotografías, notas para aclarar términos complejos y referencias a bibliografía complementaria sobre el tema para que sea leído de forma simple por todo el mundo”.

Informó que “tal vez se publique una versión electrónica (ebook), que incluye audiovisuales, galerías y enlaces de otras investigaciones, para que el libro no sea la única fuente para conocer sobre estos temas aún en desarrollo”.

Incluso, sugirió que “una edición futura pudiera estar disponible en los teléfonos móviles e interactuar con otras plataformas en internet”.

Fuente: IPS