Cuba

Dirigentes históricos dejarán la cúpula comunista en los próximos años

Dirigentes históricos dejarán la cúpula comunista en los próximos años
La generación que hace más de cinco décadas hizo la revolución en Cuba dejará lugar de manera paulatina a los jóvenes en los siguientes años en el Partido Comunista, según aseguró el presidente Raúl Castro.
El líder del régimen clausuró el martes el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) con un acto en el cual estuvo presente su hermano, el octogenario líder Fidel Castro, quien advirtió en un que debido a su edad puede estar próximo a morir.
“Por inexorable ley de la vida este VII Congreso será el último dirigido por la generación histórica, la cual entregará a los pinos nuevos las banderas de la revolución y el socialismo, sin el menor atisbo de tristeza o pesimismo”, expresó el mandatario Raúl Castro, en palabras emitidas por la televisión en la noche del martes.
El PCC es el único partido con reconocimiento legal y constitucionalmente debe guiar los pasos de la isla en materia de economía y sociedad, lo que lo convierte en una organización tan poderosa como el Poder Ejecutivo.

Durante la cita partidaria que comenzó el sábado, el presidente Raúl Castro y el histórico dirigente cubano José Ramón Machado Ventura fueron reelegidos como primer y segundo secretario de la organización, una decisión que se produce a pesar de la exhortación del mandatario a rejuvenecer el liderazgo en la organización política y el país.
El gobernante indicó que los próximos cinco años, el tiempo entre un congreso y otro, serán “definitorios” para un tránsito generacional paulatino y argumentó que el nuevo Comité Central tiene un promedio de edad de 54 años. El líder castrista tiene 84 años de edad y Machado Ventura —que para muchos representa la línea más ortodoxa del PCC— cuenta con 85.
La reelección de los secretarios dividió las opiniones en la calle. “Me hubiera gustado gente más joven que tengan la mente fresca“, dijo a la agencia AP, Luis Lai, un trabajador de una imprenta de 31 años.
“ME HUBIERA GUSTADO GENTE MÁS JOVEN QUE TENGAN LA MENTE FRESCA”
Unos 1.000 delegados del Congreso debatieron durante cuatro días a puerta cerrada varios documentos sobre el futuro de Cuba.
Se criticaron ineficiencias, se reconoció las dificultades para emprender los cambios en terrenos, que van desde la construcción de viviendas a la producción de alimentos, y se abordó la dolorosa migración de jóvenes profesionales, pero los textos con propuestas no se hicieron públicos todavía.